actualidad

Euromadi, la fuerza de la unión

Euromadi cumple 25 años en plena forma. Sus orígenes se remontan a 1993, cuando se produce la fusión de Centra Coop, Selex Ibérica y Spar Española. Desde entonces la central de compras ha ido escalando posiciones, diversificando sus servicios, ampliando su ámbito de influencia y ganando nuevos asociados. En la actualidad cuenta con 137 socios (92 de alimentación y 45 de droguería y perfumería) y gestiona una facturación conjunta de 18.492 millones de euros. Recogemos a continuación la historia de la organización a través de los ojos de una figura que ha tenido un papel clave en sus orígenes y desarrollo: Jaime Rodríguez, en la actualidad presidente de Euromadi.

La historia de Euromadi discurre en paralelo a la trayectoria personal del que ha sido durante estos 25 años su máximo representante: su actual presidente, Jaime Rodríguez.

Rodríguez aterriza en el mundo de la distribución en 1967 de la mano de José Saperas Martí, propietario de Coaliment. Un año más tarde esta empresa se incorpora a la central de compras Unión Vegé Española. En esas fechas el merca­do era principalmente mayorista, si bien algunas empresas empeza­ban a pensar en puntos de venta y franquicias. En los ochenta, tras unos años de movimientos impor­tantes en los grupos de compra nacionales, un grupo de empresa­rios le pide a Jaime Rodríguez que desarrolle una central de compras independiente que les dé poder de compra frente a las grandes multinacionales y les permita competir en un contexto en la que empezaban a tomar posiciones los grandes grupos franceses de dis­tribución.

Así nace en 1983 Selex Ibérica, germen de lo que hoy es Euromadi, con un capital social de un millón de pesetas. Su objetivo: aportar a sus socios la máxima agilidad y beneficios en las compras agrega­das, generando los mínimos costes gracias a una estructura corporativa ligera y eficiente. Todo ello bajo la promesa de absoluta transparencia en la gestión. “Lo que se recibía de los proveedores se entregaba a cada socio proporcionalmente. No se ha­cían medias, ni se jugaba con lo que recibía la central”.

A pesar de su propuesta diferencial, hacerse un hueco en el mercado no fue fácil. Esos fueron años de inten­so trabajo, “en los que con esfuerzo y constancia se fueron sumando nue­vos socios”. En 10 años Selex pasó de tener 9 socios y gestionar com­pras por valor de 35.000 millones de pesetas (210 millones de euros), a contar con 80 socios y gestionar 300.000 millones de pesetas en compras (1.800 millones de euros).

El nacimiento de Euromadi

La década de los noventa fue clave en el desarrollo de la distribución en España. En un contexto de cre­cimiento económico, la distribución comercial se embarcó en una carre­ra sin tregua por abrir metros cua­drados y ganar cuota de mercado, con frecuencia mediante fusiones o adquisiciones. Las centrales de compras no fueron ajenas a esa necesidad de ganar rápidamente ta­maño y competitividad. Así, en 1993 Centra, Spar y Selex Ibérica se unen en un proyecto común: la creación de Euromadi. Al frente, de la nueva central se coloca a Jaime Rodríguez que había liderado con éxito la fu­sión, aunando voluntades, y había guiado también con profesionalidad y rigor los pasos de Selex en una etapa convulsa en la que muchas centrales pasaron por serias dificul­tades e incluso tuvieron que cerrar sus puertas. Los valores fundacio­nales de Euromadi eran toda una declaración de intenciones: transpa­rencia en la gestión, diversificación empresarial, innovación constante, escucha activa de las necesidades de los socios y confianza mutua.

La nueva central fue captando paulatinamente nuevos socios y sumando a su proyecto centrales de compra como Vima en 1995 —que procedía de la fusión entre Vivó, una de las centrales históricas en nuestro país, y Mahesa, mayoristas de vinos y licores— y Daper en 1998. Asimismo, en 2010 la organización adquiere una participación impor­tante en el capital de Spar Española y pasa a gestionar su marca propia.

Posteriormente, en 2015, se incor­poran las marcas propias de Auchan al proceso de negociación y un año más tarde, tras el éxito de la colabo­ración, el Grupo Auchan se asocia a Euromadi, dando un gran impulso a la central, que alcanza unas ventas agregadas de 17.700 millones de euros.

En la actualidad, tras las fusiones e integraciones que se han ido pro­duciendo en el sector —algunas de ellas promovidas desde la propia central— Euromadi cuenta con 92 socios de alimentación y 45 de dro­guería y perfumería, y su factura­ción conjunta a través de la central alcanzó los 18.492 millones de euros en 2017.

25 años de cambios

En sus 25 años de historia Euromadi ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades emergentes de sus asociados, con el fin de ayudar­les a estar al día. Los pilares sobre los que hoy se apoya su estructura son los siguientes.

Markant. Sociedad creada por Selex en 1991 para desarrollar y gestionar productos de alimentación y no alimentación en exclusiva para sus asociados. Inicialmente el foco esta­ba puesto en los productos secos, si bien paulatinamente se fueron intro­duciendo las líneas de perecederos, empezando por las carnes y conti­nuando por las frutas, hortalizas y pescadería.

Desarrollo de marcas. Creada en 1994, tras la fusión de Centra, Spar y Selex, esta sociedad tiene como objetivo pilotar la gestión integral de las marcas propias, seleccio­nando proveedores y calidades. En 2004 esta división recibe un nuevo impulso con el desarrollo de las mar­cas propias en refrigerados y conge­lados y más recientemente en 2017 con la centralización de congelados mediante la gestión de surtidos efi­cientes.

Club de Perfumería. Creada en 1994, pone el foco en atender es­pecíficamente las necesidades del sector de la belleza y el cuidado corporal desde una perspectiva in­novadora.

Persé. Constituida en 2008 como filial de Euromadi, da servicio a sus socios de perfumería selectiva, gestionando la compra conjunta de grandes marcas —Chanel, Dior, Loewe, etc.—.

AMK Ibérica. Creada en 2009, ges­tiona globalmente los seguros de sus socios. Con esta línea de activi­dad Euromadi obtuvo de golpe una reducción del 20% en las pólizas de seguro de sus socios.

Servicios de Valor Añadido. El de­partamento de SVA fue creado en 2010 para negociar la compra con­junta de bolsas de papel y plástico, material de oficina, vehículos, carbu­rantes, energía…

Plataformas logísticas. Euromadi cuenta en la actualidad con tres plataformas logísticas —dotadas de la tecnología más avanzada— ejercen de puente entre la central y el asociado. Explica Jaime Ro­dríguez que “hoy tener una buena logística o no puede representar más de dos puntos en el coste del producto”. “Y todos sabemos lo que significan dos puntos en un sector cuyo beneficio neto anual —en el mejor de los casos— es de un punto y medio o dos puntos”, añade.

Perspectiva internacional

El presidente de Euromadi recuerda que para él siempre fue importante mirar hacia el exterior, conocer las últimas tendencias en los productos, las tiendas y también en la gestión de las centrales de compra. Esta co­nexión con los mercados europeos lleva a Euromadi a participar en la fundación de EMD —European Mar­keting Distribution—, la central euro­pea más importante con un volumen de negocio de 198.000 millones de euros de facturación.

Más adelante, con el fin de atender a sus socios portugueses se traslada toda la estructura de Euromadi a Portugal creando en 2006 Euromadi Port.

Cambios en el consumidor

En la actualidad Euromadi trabaja en la gestión de surtidos eficientes, una cuestión fundamental en la tienda y que cobra más importancia si cabe en un contexto en el que aumentan los metros cuadrados de sala mientras contamos con una población envejecida, decreciente, pobre en tiempo, en la que se ha de­jado sentir también la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Explica Jaime Rodríguez que hemos pasado de una época en que las fa­milias eran numerosas, y realizaban como mínimo una compra importan­te a la semana en grandes super­ficies ubicadas en el extrarradio, a otra en la que las familias son más reducidas —familias monoparentales, parejas con un sólo hijo o sin hijos, solteros…— y ya no existe esa nece­sidad de realizar una compra impor­tante semanal. En paralelo se han ido desarrollando establecimientos de proximidad de formato amplio, que ofrecen el servicio que antes solo se encontraba en el extrarradio, cambiando de nuevo la estructura comercial del país.

Añade que “antes entraba una gene­ración, máximo dos, en el punto de venta, mientras que hoy entran en la tienda 4 generaciones: la tradicional, la Generación X, los millennials y la Generación Z”. El reto, por tanto, es disponer en la tienda del surtido adecuado para atender esta diversidad, teniendo en cuenta, además, que la mentalidad de estas nuevas generaciones es muy diferente de la anterior, que si no encontraba un producto cogía otro. “Las nuevas generaciones si no encuentran el producto van a buscarlo a otro sitio”, sentencia.

Conscientes de la nueva realidad, desde 2012 Euromadi trabaja para identificar los productos que el consumidor actual quiere encontrar en las tiendas. “Hoy los productos que hay en la estantería no tienen nada que ver con los que había hace 30 años”, dice Rodríguez. Para las nuevas generaciones, “la salud es lo principal y eso está cambiando el punto de venta, en el que cobran más importancia las secciones de frío, los productos frescos y ecoló­gicos, sin alérgenos, sin gluten, sin azúcar, sin sal, con omega 3, etc”. La sanificación de los alimentos es una tendencia que ha venido para quedarse.

 

Las claves del éxito

Para Jaime Rodríguez el éxito de Euromadi reside en “la capacidad de adaptación y evolución de la central en línea con las necesidades de sus asociados”, apoyándose para ello en un equipo de profesionales “comprometidos y absolutamente alineados con las empresas para ayudarlas a estar al día, a ser más eficientes y crecer”.

Importante ha sido también el clima de absoluta transparencia y con­fianza que se ha creado. “Los socios participan en el consejo y las comi­siones. Además, nos hemos dotado de los controles, auditorías y la estructura idónea para que el futuro de la central no dependa de una ni de dos personas, lo que da a nuestro colectivo la seguridad de que las co­sas se están haciendo bien”, explica Jaime Rodríguez.

Futuro de Euromadi

Jaime Rodríguez mira hacia el futu­ro con optimismo, seguro de que la central tiene unos años prometedo­res por delante, tanto a nivel nacio­nal, como internacional. “Euromadi tiene mucho que decir aún, proba­blemente haciendo cosas diferentes de las que hace actualmen­te, pero la evolución será positiva con toda seguridad, adaptándose en todo momento a las circunstancias que le exija el mercado, y toman­do iniciativas hoy impensables”, comenta. Desde su punto de vista, los pasos que se han dado y que se van a dar los próximos años van a aportar soluciones a las necesidades futuras de sus asociados, que en su mayoría son empresas regionales con una participación importante en la zona dónde están presentes. “Estamos obligados a adaptarnos a lo que ocurra en el mercado, como hemos hecho hasta ahora. El futuro no nos cogerá desprevenidos”, afir­ma.

 

La mayor satisfacción

A sus 74 años, Jaime Rodríguez se siente satisfecho del camino reco­rrido, de haber ayudado a crear una compañía de la nada. “En 1983 no éramos nadie en el mercado. Éra­mos la última central que se creaba en el ámbito nacional, poblado de centrales históricas que tenían to­dos los números para ser caballo ganador y en cambio fueron desapa­reciendo”, comenta. Con humildad apunta que también Euromadi ha tenido que afrontar dificultades importantes en estos años, desde el riesgo de absorción, cuando eran más pequeños, hasta la quiebra de algún socio importante durante la última crisis. “Afortunadamente — explica— todos esos momentos los pudimos superar sin perjuicio para nuestros asociados”.

Por otra parte, dice sentirse parti­cularmente feliz de que la organiza­ción del mercado español, con dos grandes centrales de compra, haya ayudado a mantener la estructura de mercado. En su opinión, “de no haber existido las centrales proba­blemente algunos de los operadores que hoy son importantes no lo se­rían, o habrían sufrido mucho más, y alguno quizás no habría podido aguantar”. Añade que “en estos 25 años el mercado ha cambiado mucho”, pero hoy sigue habiendo compañías regionales importantes, de mucho volumen, muy rentables y que dominan sus zonas y lo están haciendo bien, y esta es una de sus mayores satisfacciones, convencido de que “sin centrales de compra el mercado español hoy sería distinto”.

EUROMADI IBÉRICA, S.A. le informa que utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la correcta navegación por la página web y llevar un seguimiento de uso, así como para realizar estadísticas del número y tipología de visitantes. Puede obtener más información visitando nuestra Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies